Explicación de todas las técnicas de guitarra.

Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Palm mute

Hoy voy a hablar de una técnica que me costó mucho aprender cuando empezaba, ya que no encontraba vídeos ni fotos que enseñasen como se hacía (que tiempos aquellos en los que no existía YouTube…). Es una técnica muy usada y muy fácil de ejecutar, el palm mute.

Con ella, conseguimos un sonido mucho más corto, más contundente, y que da un poco más de agresividad a los riffs del metal, el rock, etc…

Seguro que has escuchado “For whom the bell tolls” de Metallica, este es el riff principal (1:02 en este vídeo).

Palm mute

En la tablatura, “P.M.” representa que esa nota debe ser tocada con palm mute. Si a continuación de “P.M.” hay guiones, quiere decir que todas las notas encima de la línea de guiones deben ser tocadas con palm mute.

Ya sabemos como suena y como se representa en las tablaturas, pero ¿como se hace? Muy fácil. Para hacer palm mute, lo único que tienes que hacer es apoyar el lateral de tu mano sobre el principio de la cuerda, justo cuando sale del puente (fíjate en las fotos), y después usar la púa como harías normalmente:

palm mute
palm mute

Al principio igual te cuesta un poco, pero cuando le coges el truco es muy muy fácil de hacer, y serás capaz de “mutear” las notas que tu quieras, por muy complicado que sea el riff. Se convierte en una de esas cosas que haces casi sin darte cuenta.

Prueba a colocar la mano más cerca o más lejos del puente, ya que según la posición de la mano, el sonido cambia y puedes conseguir matices más o menos agresivos, que te pueden venir mejor según la canción o el riff que estés tocando.

En este vídeo puedes ver una explicación muy completa que te ayudará a entender mejor cómo usar esta técnica:

Ahora que ya dominas esta técnica, puede que te interesen otras como la púa alterna, bendings y vibrato, o el sweep picking.

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!

Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Consigue unos sweeps más limpios

John Petrucci ha hecho un artículo muy interesante para Guitar World, en el que explica en profundidad el sweep picking, y cómo sonar más limpio al hacerlo. Como sé que a muchos os gusta esta técnica, y como además es un artículo escrito por el propio John, voy a traducirlo para que lo podáis entender.

Siempre me frustro cuando oigo a alguien hablar sobre sweep picking. Aunque hay muchos licks y ejemplos, nadie ha diseccionado realmente la mecánica de esta técnica. Por eso, los guitarristas han tenido que aprenderla a base de prueba y error. Esto me quedó más claro cuando daba clases. Mis estudiantes hacían siempre el mismo error, hacían una cejilla mientras articulaban cada nota. Para hacer sweep picking correctamente, debes silenciar cada nota con la mano izquierda inmediatamente después de tocarla.

Mano derecha

La mejor forma de aprender a hacer sweep picking es aislar la técnica de cada mano y después combinarlas. Empecemos con la mano derecha. Básicamente, lo que debes hacer es dejar que la púa “caiga” de una cuerda a la siguiente, como si estuvieses rasgueando un acorde. ¡No intentes tocar las cuerdas individualmente! Al principio puede parecerte raro, pero imagina que tu mano es un muelle bajando por unas escaleras. Cuando el movimiento sea ascendente, deja tu mano suelta y relajada, como si alguien estuviese tirando de ella con un hilo.

Mano izquierda

Vamos ahora con la mano izquierda. Para hacer sweep picking, sólo puedes tocar una nota por cuerda. Como he dicho antes, debes silenciar cada cuerda con la mano izquierda inmediatamente después de hacerla sonar, para evitar que las notas se mezclen y suene como un acorde normal.

Ambas manos

El ejercicio 1 es un sweep atonal pensado para coordinar ambas manos. Practícalo despacio al principio, concentrándote en que las notas suenen separadas y definidas, y después intenta tocarlo más rápido.

sweep picking 1

Silenciar las cuerdas con la mano izquierda puede ser difícil cuando dos o más notas consecutivas están en el mismo traste, al igual que cuando haces sweep con alguna forma de acorde con cejilla. La clave para conseguir silenciar bien las notas en este caso es usar lo que se conoce como “rolling finger”. Esta técnica consiste en extender completamente el dedo, de forma que se arquee un poco. Esto es imprescindible para que la técnica funcione. Si tus dedos no están por la labor, puedes intentar mejorar su flexibilidad empujándolos hacia atrás un poco con la otra mano. Ten mucho cuidado al hacer esto, porque te puedes lesionar.

Veamos un ejemplo de esta técnica, usando una triada mayor en las cuerdas de Re, Sol y Si.

sweep picking

Para ejecutar correctamente la técnica, debes tocar la nota en la cuerda de Re con la punta del dedo, usando la parte carnosa de debajo del dedo para tocar las dos notas siguientes. Para tocar el ejercicio, toca en primer lugar la cuerda de Re y entonces, mientras tocas la cuerda de Sol, arquea el primer nudillo de forma que con la punta del dedo consigas silenciar la cuerda de Re. Mientras tocas la cuerda de Si, sigue “rodando” el dedo de forma que silencies la cuerda de sol. Al hacer la parte descendente (púa arriba), debes hacer el mismo movimiento pero en sentido opuesto. Repite el ejercicio hasta que puedas tocarlas rápidamente y de forma que suenen limpias. El movimiento es parecido al de una mecedora. Debes practicarlo con todos los dedos de la mano izquierda.

sweep picking

Una vez domines el ejercicio 2, intenta el ejercicio 3, que te ayudará a tener destreza con la mano izquierda mientras haces sweep picking. Fíjate en el sentido de la púa. Es difícil, pero merece la pena.

A medida que coordines ambas manos, empezarás a conseguir la velocidad y definición que hacen esta técnica tan atractiva. El ejercicio 4 tiene un sonido jazzero que combina sweep picking, púa alterna, finger rolling y cambios de posición. El lick son arpegios menor séptima descendentes, pero escucha lo bien que suenan los acordes Ebm8 y Dbm7 sobre un A7 alterado y un G7 alterado.

sweep picking

Suena muy bien tocándolo con sweep picking. Trabaja la coordinación de ambas manos, empieza despacio y concéntrate en mantener un ritmo fluido. Aunque al principio te costará, te sorprenderá lo bien que suena cuando te salga.

Bueno, pues hasta aquí el artículo de John Petrucci. Espero que os guste y os sea útil 😉

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!

Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Trucos para ganar velocidad

Guitar Noise ha publicado un artículo de Tom Hess en el que habla sobre algunos de los errores más comunes que se cometen a la hora de tocar más rápido. Como algunos sabréis, Tom Hess es profesor de guitarra, así que conoce muy bien cómo se debe practicar correctamente para obtener los mejores resultados lo antes posible. No me enrollo más y os traduzco el artículo:

¿Te cuesta tocar rápido? ¿Tu falta de velocidad te dificulta expresarte como músico? Aunque tocar rápido no es la principal meta de todos los guitarristas, los que quieren mejorar su velocidad muchas veces están frustrados al ser incapaces de desarrollar este aspecto de sus habilidades como guitarristas. Si te sientes identificado, quiero compartir contigo algunas ideas importantes que te ayudarán a mejorar tu velocidad.

Buenas y malas noticias:

La buena noticia es que casi todo el mundo puede aprender a tocar rápido. No sólo eso, sino que puedes controlar el proceso de práctica para hacerlo más efectivo y alcanzar tu objetivo en mucho menos tiempo que para muchos guitarristas. La mala noticia es que la mayoría de guitarristas están en el camino equivocado para tocar más rápido. Veo esto siempre que tengo algún estudiante nuevo que quiere mejorar su velocidad. Lo que se suele hacer es empezar a practicar despacio con el metrónomo e incrementar gradualmente la velocidad. Esto puede ser efectivo al principio, pero si es lo único que usas para conseguir velocidad, llegará un momento en el que te estanques y te frustres. Estos son algunos motivos:

Esta forma de practicar se centra en mover los dedos más rápido. Sin embargo, el mover los dedos más rápido es una pequeña, insignificante parte del proceso con el que puedes conseguir velocidad. Los aspectos más importantes son ignorados, o practicados deficientemente usando este método. El resultado es que las sesiones de práctica acaban convirtiéndose en una serie de impacientes intentos de conseguir más velocidad.

Hay un gran número de elementos que necesitan atención y entrenamiento para tocar rápido, como por ejemplo, la sincronización entre ambas manos, la articulación con la púa, el control de la tensión, la rapidez mental, resistencia a tempos altos, velocidad con una técnica y con varias técnicas combinadas, y muchos otros. Cada una de estas “componentes” requiere práctica para ser dominada. Centrarse en una sola no te ayudará a tocar más rápido.

Los buenos guitarristas que son capaces de tocar rápido fueron capaces de mejorar en todos los aspectos anteriores, ya sea conscientemente o no. Tú necesitas hacer lo mismo para explotar todo tu potencial. Si no sabes cómo practicar de forma eficiente, puedes ver este mini curso gratuito sobre cómo tocar rápido (en inglés).

Algunos consejos para conseguir velocidad son:

Sé específico sobre qué problemas tienes para conseguir velocidad:

Decir “no puedo tocar rápido” sin más, no es suficientemente específico. No ser capaz de tocar rápido normalmente es parte de un problema más complejo que normalmente tiene varias causas. Como has visto más arriba, la raíz de tus limitaciones puede estar en cualquiera de los “elementos” que hacen que alguien pueda tocar rápido. Saber exactamente cual es la causa del problema es el primer paso para solucionarlo. Cuando descubras qué es lo que te está frenando, puedes centrarte en corregirlo. Una buena forma de encontrar estos problemas es ir a clases de guitarra.

Prueba distintas rutinas de ejercicios:

A medida que mejores, también lo harán tus desafíos como guitarrista. Por lo tanto, la práctica que hagas en cada etapa de tu aprendizaje debe evolucionar para ser efectiva. No hay una rutina definitiva. Por supuesto, hay algunas que son más efectivas que otras, pero en realidad cada guitarrista debería tener su propia rutina en función de su técnica.

Practica integrando distintas técnicas:

A lo largo de los años que he estado enseñando a cientos de guitarristas a mejorar su técnica, me he dado cuenta de que la mayoría de guitarristas pasan muy poco tiempo integrando sus distintas habilidades. El resultado es una falta de libertad musical para expresarse completamente en cualquier contexto musical.

Cuando hablamos de aumentar la velocidad, la mayoría de guitarristas se centran en ser más rápidos con una técnica en concreto. Por ejemplo, puedes practicar 15 minutos de sweep picking, seguidos por 15 minutos de ligados, otros 15 minutos de tapping, etc. Aunque esto te ayudará a mejorar estas técnicas por separado, debes practicarlas juntas como harías en un solo. No hacer esto te hará sonar robótico, ya que te centrarás en usar correctamente una técnica en concreto, en lugar de usar todas las que conoces.

Aunque la velocidad es una de las cosas que deben ser dominadas para ser expresivo y creativo como músico, es una habilidad muy deseada que la mayoría de guitarristas no tiene. Aplicar estos consejos mientras practicas te ayudará a conseguir mayor velocidad.

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!

Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Bending y vibrato

En este post voy a explicar 2 técnicas que a menudo se descuidan, el bending y el vibrato. Son técnicas muy importantes, y que en muchos casos se convierten en la “firma” de un guitarrista. Algunos ejemplos son el vibrato de Steve Vai, los bendings de Marty Friedman, el vibrato con armónicos de Zakk Wylde, etc.

En este post veremos en qué consiste cada técnica, y en el siguiente algunos ejercicios para practicarlas.

Bending

El bending es una técnica que consiste en estirar una cuerda de la guitarra, de forma que se sube el tono de la nota que se está tocando. Para conseguir esto, toca una nota cualquiera y “empuja” la cuerda hacia arriba. Puedes ver cómo se hace en esta animación, en la que se ve un bending repitiéndose (los bendings en realidad se hacen una sola vez, pero al ser un gif la animación se repite indefinidamente):

bending

Como puedes ver, el pulgar está en una posición que en los primeros posts del curso dije que no era correcta. En el caso de los bendings si es correcta, ya que al tener el pulgar apoyado en el canto del mástil, puedes hacer más fuerza.

Otra cosa a tener en cuenta es que el lateral del dedo índice también se apoya en el canto del mástil, haciendo que este dedo haga “palanca”, para conseguir más fuerza y mayor control al hacer el bending.

Por último, sea cual sea el dedo con el que haces el bending, todos los dedos que estén a su izquierda deben estar ayudando. Como ves en la animación, aunque el bending se está haciendo con el anular, el índice y el corazón también están haciendo fuerza.

En las tablaturas se suelen representar de 2 formas. En la primera se indica el traste en el que se pulsa al principio del bending, después una “b” y después el traste al que debes “llegar”. En otras palabras, en el ejemplo, tocarías un Fa# en la primera cuerda (traste 14) y haciendo el bending tendrías que conseguir el mismo sonido que si hubieses tocado en el traste 16 (Sol#).

La otra forma, que es la que se usa en programas como Guitar Pro, es indicar el traste en el que tienes que tocar, y con una flecha se indica cuantos tonos debes subir el sonido de la nota mediante el bending.

bendings

Vibrato

Consiste en hacer oscilar la cuerda mientras suena. Hay varios tipos pero en este post nos centraremos en el vibrato “moderno”, que es el más extendido en la guitarra eléctrica. El vibrato moderno puede entenderse como varios bendings sucesivos, y consiste en oscilar la cuerda desde su posición normal hacia arriba o hacia abajo.

vibrato

La animación anterior es un ejemplo de vibrato. Es muy parecida a la animación del bending, ya que en realidad la posición de la mano es igual en ambas técnicas, sólo que el vibrato es un movimiento cíclico y los bendings se suelen hacer una sola vez.

La forma de representarlo en una tablatura es con una “v” sobre la nota, o en programas como Guitar Pro, con una línea en zig-zag.

vibrato

vibrato

En el próximo post veremos algunos ejercicios para practicar estas dos técnicas.

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!

Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Púa alterna

La púa alterna es una de las pocas técnicas que es casi obligatorio dominar para conseguir fluidez a la hora de tocar. Consiste en atacar las cuerdas de la guitarra con movimientos hacia arriba y hacia abajo, de esta forma aprovechas al máximo el movimiento de la muñeca. De esta forma puedes doblar la velocidad de la mano derecha.

La forma de ejecutar esta técnica es muy sencilla, pero como todo en la guitarra, hacerlo bien requiere mucha práctica. Como una imagen vale más que mil palabras, mira este vídeo para ver cómo se hace:

Como ves, la púa alterna consiste en aprovechar el movimiento hacia arriba de la púa para volver a golpear la cuerda.

Eso es todo lo que necesitas saber sobre la técnica, ahora sólo queda practicarla. Antes de nada, en las tablaturas a veces se representa el movimiento de la púa con 2 símbolos, que se ponen debajo de cada nota:

pua abajo

Púa abajo

pua arriba

Púa arriba

Visto esto, aquí tienes algunos ejercicios para practicar esta técnica.

Ejercicio 1

El primer ejercicio que veremos es el archiconocido ejercicio de la araña, pero ahora con púa alterna:

Púa alterna - 1

Lo más complicado de esta técnica son los cambios de cuerda, pero si practicas despacio no deberías tener ningún problema. Fíjate mucho en que haces los movimientos lo más pequeños posibles, ya que si haces esto desde el principio, al cabo del tiempo tocarás más rápido.

Debes fijarte también en que siempre haces púa arriba-púa abajo, durante todo el ejercicio.

Ejercicio 2

Es el último ejercicio que veremos hoy, y lo he puesto para que veas un “problema” que te puede suceder con esta técnica. En el ejercicio anterior, al ser grupos de 4 notas por cuerda el patrón de la púa en cada cuerda era el mismo, pero cuando el número de notas por cuerda es otro pasa lo siguiente:

Púa alterna

Como puedes ver, ahora en cada cuerda el patrón es distinto. Al principio esto resulta un poco complicado, por lo que lo que tienes que hacer ahora es practicar mucho este ejercicio y una vez seas capaz de cambiar de cuerda fácilmente, ya puedes afrontar cualquier ejercicio de púa alterna que encuentres.

En el próximo post pondré algunos ejercicios más, pero antes de eso debes practicar el ejercicio 1 y sobre todo el ejercicio 2 hasta conseguir fluidez.

Descarga los ejercicios en formato Guitar Pro 4

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!