Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Nueva marca española: Servus!

Servus! son una nueva marca española de pedales. Me parece increíble que, con la que está cayendo, haya personas que le echan el valor suficiente como para meterse en un lío como este, así que os voy a presentar su primer pedal, el Shark Attack!.

Se trata de un pedal de overdrive/distorsión con dos canales. Escuchando la demo de Manu Herrera, nos podemos hacer una idea de todo lo que ofrece el pedal. El canal overdrive tiene una saturación que respeta al máximo el estilo del guitarrista. Al subir la ganancia funciona como una distorsión suave. El canal de distorsión recrea la respuesta de un Vox AC30.

Las características del Shark Attack! son:

  • True Bypass
  • Hecho a mano
  • Alimentación 9V DC con conector tipo BOSS o pila 9V
  • Dos años de garantía
  • Bolsa protectora hecha a mano incluida
  • Disponible en tres colores diferentes de knobs: blanco (standard), transparente o negro

Puedes ver más información en Servus!

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!

Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

La diferencia entre overdrive, distorsión y fuzz

Dunlop ha publicado en su blog un artículo muy interesante sobre la distorsión, y como es algo que no se suele explicar mucho por ahí, os lo voy a traducir (aportando algunas cosas que sé de electrónica) para que lo podáis disfrutar. Leedlo entero porque no tiene desperdicio 😉

La distorsión ha estado en el rock n’ roll desde los primeros días. Sólo tienes que escuchar el fuzz de Ike Turner en Rocket 88 y el de Goree Carter en Rock Awhile, las primeras canciones de rock and roll de la historia. Este sonido lo descubrieron accidentalmente al usar amplificadores defectuosos, dañados o de baja calidad. Durante un tiempo, muchos guitarristas dañaban su equipo a propósito buscando ese sonido, como Link Wray, que agujereó los altavoces de su ampli con un lápiz.

Hoy en día puedes oír guitarras distorsionadas en cualquier estilo de música, y afortunadamente, ya no tienes que estropear tu equipo para conseguirla. Fue en los 60 cuando empezaron a estar disponibles los primeros pedales de distorsión, permitiendo a los guitarristas conseguir ese sonido con sólo pulsar un botón.

Hoy en día hay miles de pedales de distorsión en el mercado, pero todos se pueden catalogar en tres grandes categorías: overdrive, distorsión y fuzz.

Un poco de física…

Hablemos de armónicos. Cuando tocas una nota en la guitarra, el sonido que oyes se compone de una frecuencia fundamental (la nota pura) y múltiplos de esa frecuencia, llamados armónicos. Si esa señal pasa por un dispositivo que, de alguna forma cambia su contenido armónico, se produce lo que se conoce como distorsión. Hay muchas formas de cambiar el contenido armónico de una señal, pero a la hora de hablar de distorsión para guitarra, nos quedaremos con tres. Cada una cambia el contenido armónico añadiendo algunas frecuencias.

La primera forma de generar contenido armónico es forzar la señal de la guitarra más allá de lo que el circuito del ampli es capaz de amplificar normalmente. En un amplificador, la señal de la guitarra se mueve entre dos “umbrales”, que son los que determinan hasta qué punto se puede amplificar una señal sin alterarla. Si al amplificar se sobrepasa uno de estos umbrales, la parte de la señal que está fuera de ellos se corta, ya que el ampli no es capaz de reproducirla. Así es, simplificando mucho, como se crea la distorsión de un ampli a válvulas. Este “recorte” de la señal es lo que se conoce como clipping.

Otra forma de distorsionar la señal, sin sobrepasar los umbrales que he nombrado antes, es usar un pedal que produzca clipping la señal antes de que entre en el ampli, y la tercera es usar transistores, que generan armónicos extra debido a su naturaleza de amplificadores imperfectos. La mayoría de estos pedales usan uno de estos dos métodos, y es muy raro ver un pedal que saque la señal de los umbrales que es capaz de seguir.

Cada uno de estos métodos crea distorsión, ya sea overdrive, distorsión como la conocemos en el mundo de la guitarra, o fuzz. La diferencia es cuanto se altera la señal en cada tipo de distorsión.

Para empezar, échale un vistazo a esta señal sin distorsionar:

señal senoidal

Ahora veremos como queda después de pasar por un overdrive, una distorsión o un fuzz.

Overdrive

Se conoce como overdrive al sonido que se produce al subir el volumen de un ampli a válvulas hasta que está “en su punto”. En este tipo de distorsión no hay mucho clipping.

señal con overdrive

Los pedales de overdrive están diseñados para imitar este sonido, pero también para complementarlo. Si tocas con un ampli en un canal limpio y usas un overdrive, consigues un sonido suave y cálido. Si usas un overdrive en un canal con algo de distorsión, se suman los efectos de la distorsión del ampli y el pedal, consiguiendo un sonido saturado y “gordo”, que se parece más a una distorsión pero mantiene la calidez del sonido valvulero.

Por norma general, los circuitos de overdrive usan amplificadores operacionales (circuitos integrados analógicos para amplificar señales) para añadir ganancia a la señal. A partir de cierto nivel, los diodos del pedal clipean ligeramente la señal, generando contenido armónico.

Distorsión

En la distorsión la señal se clipea mucho más que en el overdrive, pero se consigue también un sonido más articulado que en el fuzz. Los pedales de distorsión normalmente generan mucha ganancia, así que se usan con amplis con canales limpios.

señal con distorsión

Al igual que en los pedales de overdrive, los circuitos de distorsión usan amplificadores operacionales y diodos, y funcionan de forma parecida pero “exagerando” el efecto.

La forma de la señal distorsionada tiene mucho que ver con el ecualizador del pedal, que es tan importante como la propia distorsión de la señal. Muchísimos pedales funcionan con operacionales y diodos, pero lo que los hace distintos es cómo están ecualizados.

Fuzz

Los pedales de fuzz están diseñados para imitar el sonido de un ampli estropeado, y al ser una distorsión tan exagerada, importa poco si se usa en canales limpios o con distorsión, ya que la señal está totalmente clipeada.

señal con fuzz

Los pedales de fuzz usan transistores, que clipean muy fácilmente la señal de la guitarra, porque añaden su propio contenido armónico a la vez que amplifican. Hay transistores de germanio y de silicio, y cada uno de estos tipos tiene su propio carácter (los de germanio consiguen un sonido más cálido y suave que los de silicio, que suenan brillantes y “secos”).

Algunos fuzz además de los transistores usan diodos, para conseguir aún más distorsión.

En resumen, la ciencia que hay tras la distorsión puede parecer complicada para los que no saben mucha electrónica, pero aún sin entrar en toda la teoría, seguro que ya sabes distinguir perfectamente una señal con overdrive, distorsión o fuzz.

Espero que os haya parecido tan interesante como a mí. Este es el tipo de cosas que no te va a hacer tocar mejor, pero que siempre viene bien saber.

Foto de porada por Josh Self.

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!

Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Phoenix Fire de Larry Alan Guitars

Larry Alan Guitars Phoenix Fire

Este es el nuevo pedal de overdrive de Larry Alan Guitars, el Phoenix Fire. Está basado en uno de sus pedales más conocidos, el Infinity.

Aparte de los controles típicos de un overdrive, como pueden ser el gain, tone o level, tiene algunas características poco usuales. Por ejemplo, el control asym introduce un diodo en el circuito de clipping del pedal, haciendo que su comportamiento sea asimétrico. Esto hace que el sonido del pedal sea más “cálido”. Otra opción interesante es el boost, que recorta ligeramente los graves y aumenta el volumen de la señal.

El resto de controles son los habituales en un pedal de overdrive: drive, tone, level y bass. Este último es un interruptor que mejora la respuesta en graves.

Está hecho a mano en EE.UU. y su precio es de 200$.

Más información en Larry Alan Guitars.

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!